Blog sobre TeachApp, la educación y las clases particulares

Descarga TeachApp y encuentra a los mejores profesores de tu zona

“Mamá, papá, necesito buenos hábitos”

imagen - “Mamá, papá, necesito buenos hábitos”

Desde pequeños, nos acostumbramos a una serie de hábitos que cuando están consolidados, es difícil modificarlos. Por ello, es favorable empezar desde un principio, es decir, cuando los padres están iniciando la fase de la educación.

Si se acostumbran a unas buenas constantes durante la infancia, cuando sean mayores y tengan obligaciones en la escuela, tendrán un buen rendimiento académico.

Por ejemplo, ¿cuántas veces los padres se esfuerzan para que los hijos coman tanta cantidad de algo?. No debemos fijarnos tanto en la cantidad, sino en la calidad. Porque se puede comer mucho pero estar ingiriendo algo dañino para la salud. En cambio, se puede comer poca cantidad pero ser una alimentación rica y variada, porque es necesaria y saludable. Otro aspecto a tener en cuenta es que tendríamos que acostumbrarnos a que todos los miembros de la familia coman juntos, porque si cada uno tiene un horario diferente, adoptamos un carácter individualista y no encontramos cohesión.

La alimentación debe ir relacionada con la actividad física, que favorece tanto al cuerpo como a la mente. La mayoría de colegios realizan actividades extraescolares donde el alumno puede desconectar del estrés y además, divertirse porque es su momento de ocio. Muchos, esperan que acabe la jornada académica porque quieren hacer lo que más les gusta en el día. De hecho, yo hacía baloncesto y lo único que deseaba es que llegaran las 17h los lunes, los miércoles y los viernes.

No es necesario que el joven realice a lo largo de los años la misma actividad extraescolar. Baloncesto, balonmano, fútbol, voleibol, kárate, patinaje, gimnasia artística, rítmica, natación, pintura, música… Hay una gran variedad de deportes y actividades para elegir y puede probar otras. Conozco a un chico, que cuando era pequeño, cada año cambiaba de extraescolar. Siempre me ha explicado que de esta manera no se cansaba de aquel deporte/actividad, además conocía nuevas personas y probaba muchos deportes que le gustaban.

Por cierto, ¿sois de los que dormís mucho o poco?. Si dormís poco, este mal hábito sólo perjudica. Tenemos que descansar, pero descansar bien, y dormir las horas necesarias para que nuestra mente repose. Los expertos aconsejan dormir 7-8 horas diarias. Además, recomiendan ir a dormir siempre a la misma hora. ¿Sabíais que dormir poco hace que perdamos la concentración más fácilmente, seamos más vulnerables a enfermedades y tengamos más probabilidades de sufrir depresión? Quizás ahora no lo notemos pero cuando pasen 10 o 15 años, seguramente sintamos los efectos.

En casa, los horarios deben ser rutinarios. Hay que fijar horarios para comer, cenar, como he dicho antes para dormir, horario para hacer los deberes, que debería ser justo después del colegio, tiempo para leer, jugar… Otras tareas como hacer la cama, limpieza de la habitación, recoger la ropa, etc. o implantarse límites en relación a cuánto tiempo ver la televisión o estar en contacto con las tecnologías, porque puede convertirse en adicción.

Como último aspecto, podríamos integrar la inteligencia emocional y así apreciar y expresar las propias emociones y también las ajenas. Sobre este tema, dediqué un post completo titulado “educar no es aprender a sumar” https://blog.teachapp.es/2017/02/educar-no-es-aprender-a-sumar.

¿Vosotros cumplís con estos aspectos?. ¿Qué aspectos creéis que no se cumplen generalmente?.

Acerca de la autora

M

M Del Mastio

Publicista y RRPP. Comunicadora en este rincón sobre educación: consejos, pensamientos, entrevistas, curiosidades...

últimos posts

imagen blog TeachApp

¡He suspendido!

Publicado el 12 de julio de 2017
imagen blog TeachApp

¿Cómo, cuándo y dónde estudiar?

Publicado el 15 de junio de 2017
imagen blog TeachApp

Educación en el mundo

Publicado el 4 de mayo de 2017

¡Descarga TeachApp!

Encuentra profesores increíbles y reserva tus clases hoy mismo